Ahorro

No tener miedo al cambio de comercializadora

El mercado eléctrico suele causar dolor de cabeza, ya sea por las subidas de precios o por la complejidad del sector. Complejidad creada por un mercado que durante mucho tiempo ha sido un oligopolio, con poca transparencia y pocos motivos para cambiar. ¿Y porque iban a cambiar las Comercializadoras? mejor cambiamos nosotros.

A continuación, os desmentimos y aportamos razones para incentivar el cambio de comercializadora entre consumidores de manera recurrente:

1. Las comercializadoras no suministran energía

El miedo al cambio de comercializadora viene muchas veces motivado por pensar que su suministro de energía se vera afectado de alguna manera. La realidad es muy distinta, ya que la energía la suministran las empresas Distribuidoras, no las Comercializadoras. Las Distribuidoras están obligadas por el Gobierno a suministrar energía a los consumidores y cada una abarca una zona geográfica fija en España. Esto quiere decir que aunque cambies de comercializadora tu distribuidora siempre será la misma y por lo tanto no afectará a la energía:

  • No te quedarás sin luz.
  • No sufrirás cortes en el suministro durante la transición de comercializadora.
  • Tendrás la misma calidad de energía.

2. Existen mas de 550 comercializadoras en España

España es el país con más comercializadoras eléctricas per cápita de la Unión Europea. Desde la liberación del sector eléctrico han ido apareciendo más y más comercializadoras pequeñas. Sin embargo, las 5 comercializadoras de referencia que todos conocemos (Iberdrola, Endesa, EDP, Naturgy y Repsol) siguen con el 70% de la cuota de mercado y las otras 545 se dedican a robarles clientes a las grandes con ofertas extremadamente bajas. Estás ofertas de captación solo duran un año y por lo general al año siguiente vuelven a subir los precios al cliente con una renovación tácita para exprimir hasta el ultimo céntimo. Esto quiere decir, el cambio de comercializadora reduce el coste del cliente al:

  • Aprovecharse de las campañas de captación agresivas de las comercializadoras para tener el mejor precio.
  • No dejar que nos renueven tácitamente el contrato con los precios que ellos consideren.
  • Organizar procesos competitivos entre comercializadoras.

El consumidor debe concienciarse acerca de la importancia de realizar una gestión activa de su punto de suministro, beneficiándose del cambio de comercializadora cuando sea necesario o renegociando su contrato cuando exista la posibilidad. O si lo prefieres, en Vivolt representamos a nuestros clientes ante las comercializadoras, gracias al efecto cooperativa y seguimiento del mercado, conseguimos un ahorro importante y 100% gratuito.